Generosa Fernández Vallina

Publicada en Publicada en Testimonio 7

Los beneficios que noté con el cambio de alimentación han sido múltiples, pero el más notorio fue la recuperación de la vista, mi presbicia se acabó, no uso gafas para nada desde hace un año. Los causantes de este cambio fueron: tomates a diario, espinacas, zanahorias, mangos, fresas mientras dura la temporada etc… Los betacarotenos son imprescindibles en mi dieta diaria. Me siento mejor desde que no como carnes, soy casi vegetariana. Estoy intentando llegar a serlo totalmente.